Reforma: ¿Por dónde empezar?

¡Hola!

Atreverse con una reforma es sinónimo de desorden, ruido y polvo en cualquier parte de la casa, ¡incluso en aquellas que has intentando mantener fuera del caos! Es inevitable que la vida cotidiana se vea afectada, pero por otra parte se está invirtiendo en calidad de vida, en conseguir que la casa esté un poco más próxima a ser el hogar de nuestros sueños. Por ello, si te has decidido a realizar una pequeña o gran reforma en tu casa, atento a los siguientes puntos a tener en cuenta antes de que empiece el caos:

– Despejar dudas y atinar en los detalles

Una reforma no implica empezar desde cero con la casa, sino en modificar ciertas partes que quedarían mejor de otra manera o en mejorar instalaciones, por lo que hay centrarse y establecer los detalles a reformar: ¿reformo solo el baño y la cocina?, ¿amplio el salón?, ¿pinto también?, ¿en qué fecha es mejor realizar la reforma? Miles de dudas te acecharán antes de decidirte, pero prioriza en función de tus ganas, tu presupuesto, el tiempo del que dispones y tus necesidades. También te surgirán muchas dudas en cuanto a materiales, pintura, etc., pero esto ya podrás hablarlo con un profesional que pueda asesorarte.

– Pide hasta tres pesupuestos

Jamás hay que aceptar el primer presupuesto que nos llega a nuestras manos, sino que tenemos que gastar tiempo en hablar con las empresas sobre lo que queremos, cómo lo queremos, cuándo, si ellas pueden cumplir con los tiempos y los objetivos, qué materiales quiero, qué alternativas más baratas pero de igual calidad pueden existir, etc. Plantea todo lo anterior a varias empresas (incluso entrevístate con los responsables en tu casa para que ellos mismos puedan valorar el trabajo a realizar) y que te hagan un presupuesto detallado de toda la reforma. Entonces podrás decidir. ¿Necesitas un presupuesto de reformas en Madrid?

– Otros profesionales

Una reforma integral no solo implica tirar paredes y levantar otras, poner suelos, etc., sino que también habrá que pintar posteriormente, contar con un fontanero en caso de querer mejorar las instalaciones del baño, etc., así que ponte en contacto con todos los profesionales que necesites para ajustar tiempos. De nuevo, pide hasta tres presupuestos de cada uno.

– Burocracia

Antes de empezar con la reforma deberás solicitar los permisos y las licencias oportunas, así que acércate al ayuntamiento e infórmate de todo lo que necesitas para pedirlos, así como del precio a pagar. Y no te olvides de comprobar si existe alguna subvención a la que te puedas acoger.

– Prepara la casa

Aunque para mover grandes muebles es posible que necesites la ayuda de los propios trabajadores de la empresa de reformas, asegúrate de guardar todo aquello que pueda entorpecer el trabajo de los profesionales, pues de esta manera ahorrarás tiempo y velarás por tus objetos.

You may also like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *